No ceder los terrenos de la vieja estación

Escribe El Lector. Diario Los Andes, Mendoza.
17 de mayo de 2008

Vivo en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. Mendoza es una provincia muy querida por mí, siempre que puedo la visito. La última vez que estuve fue en 2005, cuando tuve la oportunidad de ver las condiciones de la estación ferroviaria, y sentí pena por muchas razones.

Marcelo Mattiangeli DNI 24.215.643

Vivo en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. Mendoza es una provincia muy querida por mí, siempre que puedo la visito. La última vez que estuve fue en 2005, cuando tuve la oportunidad de ver las condiciones de la estación ferroviaria, y sentí pena por muchas razones.
En primer lugar amo el ferrocarril, vengo de una familia en la que hubo ferroviarios, y siempre estuve en contra del cierre de ramales.

Además, mi primera visita a Mendoza, fue a bordo de El Aconcagua. Por lo tanto, tuve la posibilidad de conocer la estación funcionando, iluminada, repleta de pasajeros.
Cuando observé el estado de abandono en el que estaba (más allá de que dejaran de correr los trenes), me dio mucha tristeza y mucho enojo. No llegué a entender cómo Mendoza, siendo tan celosa y cuidadosa de su patrimonio, pudo descuidar su estación.

Envié una carta a la Secretaría de Turismo pidiendo -más bien suplicando- que se designara a esa estación Patrimonio Histórico de la Provincia y que se la pusiera en condiciones, aunque más no sea para que se convierta en un museo o en un centro cultural como lo han hecho en muchas otras provincias, que si bien no es el fin de su existencia, es mejor que estar abandonada. No era mucho lo que se tenía que hacer: sólo cortar el pasto, pintar un poco y buscar una manera de arreglar el techo.

Vale destacar la ubicación estratégica que tiene, en pleno centro de la ciudad, como pocas. Pero, como era de esperarse, nadie me contestó.

Supe que han hecho algo así como una feria artesanal, un vagón museo y no sé qué más. No sé si ahora el Estado es un poco más diferente al que vi. Dios quiera que sí.
Lo único que les pido a los mendocinos es que hagan lo imposible porque esos terrenos no sean regalados a nadie.

La estación está y tiene que seguir estando.

Y el vicepresidente debería cumplir su promesa de que el tren vuelva a Mendoza, que es algo que viene pregonando desde hace mucho.

Marcelo Mattiangeli DNI 24.215.643

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: