¿Para quienes se “reordena” el sistema ferroviario?

Fuente: http://www.laurdimbre.com.ar/especiales/esp-0146.php

REVISTA LA URDIMBRE

04/03/2008
nota de opinión
¿Para quienes se “reordena” el sistema ferroviario?
Por Juan Carlos Cena *

“La historia se repite, una vez como tragedia y otra como farsa. Carlos Marx. Dieciocho Brumario”

En el marco del 60 aniversario de la nacionalización de los Ferrocarriles Argentinos se ha sancionado la Ley de Reordenamiento Ferroviario.

(Red Eco) Argentina— La Industria del Transporte Automotor ha festejado; ha sido honrada con la aprobación de la Ley de Reordenamiento Ferroviario. Su representante en el gobierno es el Secretario de Industria, Fernando Fraguío, ex presidente de ADEPA (Asociación de Empresas de la Industria Automotor) y ex—Director de IVECO (multinacional italiana que fabrica vehículos para transporte de carga). Este hombre, del riñón de esa organización corporativa que obra como un “cartel” y es parte de los factores de poder, está satisfecho.

La corporación de inmobiliarias, que han esperado como aves de rapiña la liberación de las propiedades del ferrocarril, también festejan este engendro que comenzó a constituirse en tiempos de Carlos Menen. Por entonces el interventor de los Ferrocarriles Argentinos era Ordóñez Giménez Zapiola, hombre de estirpe, que pertenece a la corporación inmobiliaria, como su nombre lo indica. La ley se aprobó con 153 votos afirmativos de cipayos, contra 73 que representan diferentes corrientes políticas e ideológicas y 3 abstenciones cobardes.

Esta aprobación de la Cámara de Diputados pone todo el sistema ferroviario en manos del titular de Planificación Julio de Vido. Se coloca el control bajo este personaje. Es decir, han enviado al zorro a cuidar a las gallinas. Esa ley es la empaquetadura final del proyecto entreguista del gobierno de Carlos Menem, que cumplió a rajatabla los mandatos del imperio. Proyecto presentado durante la gestión de Néstor Kirchner, esta ley crea dos sociedades del estado (la Administración de Infraestructuras Ferroviarias —AIF— y la Operadora Red Ferroviaria —ORF) que podrán contratar, sin necesidad de llamar a licitación pública, o vender libremente el patrimonio ferroviario. Esta ley legaliza un gran negocio inmobiliario donde no habrá controles.

Además, no van a considerar a los trabajadores de estas empresas como empleados públicos. Se les aplicará la ley de contrato de trabajo, que rige para el ámbito privado. ¿Qué dicen los sindicatos, comisiones de reclamos, comisiones ejecutivas, sobre este engendro que satisface a los concesionarios y empresarios cartelizados? Silencio.

No podemos hablar de una derrota del movimiento obrero ferroviario. No, porque no se luchó como en las huelgas de 1991 y 1992 en que fuimos derrotados al final, defendiendo la ciudadela ferroviaria codo con codo, espalda contra espalda. Fue una derrota honrosa. No se lucha en los salones compartiendo discursos con el progresismo pacato, se lucha en los rieles, en los talleres, en los andenes, en los terraplenes, en las estaciones junto al pueblo, todos juntos. No se lucha compartiendo tribunas con los que son funcionales al Proyecto de marras como el Personal de Dirección de los Ferrocarriles. Cuestión lastimosa, es que la Asociación del Personal de Dirección del Personal del Ferrocarriles Argentinos festejara la aprobación del proyecto.

Esta Ley no soluciona el grave problema de los ferrocarriles en la Argentina, ni contribuye a la solución de los problemas en el sistema de transporte nacional colapsado. El Mo.Na.Re.FA (**) rechaza enfáticamente el proyecto de ley del kirchnerismo, que bajo una retórica “progresista” profundiza la privatización, la entrega y el saqueo vil de los ferrocarriles iniciada en la década menemista. Desde el Mo.Na.Re.FA decimos que el ferrocarril no tiene solución si no vuelve al Estado, se caen las concesiones otorgadas tanto de pasajeros como de carga y se vuelve a constituir un Sistema de Integrado de Transporte Ferroviario, de Industria y de Comunicación.

Perón nacionalizó hace 60 años los Ferrocarriles Argentinos. Toda una paradoja histórica con la realidad actual. Porque la misma iconografía y simbología utilizada por Perón para su nacionalización, hoy es utilizada para la aprobación de la nefasta Ley de Reordenamiento Ferroviario. Ley que legalizará impunemente el saqueo y destrucción definitiva de los ferrocarriles. Con la nacionalización se recuperaron las tierras cedidas a los ingleses, y franceses, hoy serán enajenadas a precio vil, donadas o regaladas. Como los talleres Rosario, estación de pasajeros de Santa Fé, F.C. Belgrano, la planta de llantas y ejes en Córdoba.

Todo ocurre en estos tiempos, cuando esa iconografía se esgrime y se utiliza para la reorganización del Partido Justicialista. ¡Cuánta hipocresía y mentiras juntas!

*Miembro Fundador del Mo.Na.Re.FA – Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos – Autor de El Ferrocidio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: