Desarman los antiguos galpones del ferrocarril en San Rafael

Diario San Rafael, 29 julio 2008

Los galpones ferroviarios fueron desarmados

Los galpones ferroviarios fueron desarmados

Junto a la antigua estación ferroviaria, los galpones eran los últimos vestigios del pasado ferroviario y testigos del desarrollo de San Rafael a partir de la llegada del primer tren a la antigua Colonia Francesa. Hace unos días, los sanrafaelinos que pasamos por Adolfo Calle, en las cercanías de los terrenos donde se levantará la nueva Terminal de Ómnibus, observamos como algunos operarios están desarmando los viejos galpones de chapa.

Cuando el 8 de noviembre de 1903 llegó el primer tren a la colonia, un pequeño caserío de calles polvorientas y unos pocos comercios diseminados en el Carril Nacional, pocos imaginaron que el ferrocarril transformaría ese pequeño pueblo rodeado de fincas y potreros, en un emporio comercial, industrial, social, cultural y educativo.

El potencial de San Rafael hizo que las autoridades británicas del Ferrocarril Gran Oeste Argentino (después General San Martín al ser nacionalizado), aumentaran los servicios, tanto de pasajeros como de cargas. Esto hizo que en los alrededores de la estación ferroviaria naciera un emporio comercial basado en hotelería, casas de comida y hospedajes, simultáneamente con el arribo de centenares de inmigrantes que lo hacían en tren, especialmente italianos y españoles.

Pero para complementar el intercambio comercial entre nuestra zona y la Pampa Húmeda, era necesario ampliar las instalaciones ferroviarias y fue así como entre 1908 y 1912 se construyeron los galpones de lata paralelos a la calle de los Sardi, actual General Paz.

El ferrocarril almacenaba allí mercadería destinada a los comercios del medio, o la que los industriales locales remitían a Buenos Aires y otras provincias como conservas, uvas en fresco, frutas, y artículos regionales.

Hoy los antiguos galpones están siendo desarmados. Dentro de poco, donde se asentaron sus estructuras se levantarán modernos edificios y las bocinas de los ómnibus apagarán para siempre los pitazos de los recordados trenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: