PROYECTO MUSEO FERROVIARIO DE SITIO EN KILOMETRO 5, COMODORO RIVADAVIA

DECLARAR DE INTERES DE LA H CAMARA AL PROYECTO MUSEO FERROVIARIO DE SITIO EN KILOMETRO 5, UBICADO EN COMODORO RIVADAVIA, CHUBUT

H.Cámara de Diputados de la Nación

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

Texto facilitado por los firmantes del proyecto. Debe tenerse en cuenta que solamente podrá ser tenido por auténtico el texto publicado en el respectivo Trámite Parlamentario, editado por la Imprenta del Congreso de la Nación.
Nº de Expediente
1381-D-2006
Trámite Parlamentario
23 (03/04/2006)
Sumario
DECLARAR DE INTERES DE LA H CAMARA AL PROYECTO MUSEO FERROVIARIO DE SITIO EN KILOMETRO 5, UBICADO EN COMODORO RIVADAVIA, PROVINCIA DEL CHUBUT.
Firmantes
INGRAM, RODDY ERNESTO.
Giro a Comisiones
CULTURA; TRANSPORTES.

La Cámara de Diputados de la Nación

RESUELVE:

Declarar de Interés de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, el Proyecto Museo Ferroviario de Sitio en Km 5, ubicado en la ciudad de Comodoro Rivadavia, provincia del Chubut, por el que se propone la puesta en valor de los orígenes de la ciudad a partir de la creación de un Museo de Sitio con especificidad en la temática ferroviaria.
FUNDAMENTOS

Señor presidente:

Este proyecto está enmarcado dentro del contexto del proyecto turístico “Tren del Golfo” y el mismo constituye el punto geográfico de partida del tren turístico que seguiría el recorrido original del ferrocarril de la ciudad de Comodoro Rivadavia, abandonado en la década del ’70.

Este plan turístico tiene como objetivos:

1- Proteger el patrimonio cultural y natural de la ciudad poniendo en valor los espacios culturales históricos y materiales,

2- Diseñar y construir un trayecto similar al que recorría la antigua línea férrea”.

El trazado comprende el enlace entre del Bº Presidente Ortiz, Bº Don Bosco, y B° Astra, agregándose al mismo un ramal hacia Caleta Córdoba, en el cual se podrá apreciar el Faro San Jorge y la belleza del paisaje patagónico.

El Bº Presidente Roberto M. Ortiz, Km5, conocido en sus orígenes como “Estación Talleres”, constituirá el punto de partida del tren turístico.

En este barrio, la identidad ferroviaria se mantiene hasta el presente, hecho que lo constituye como lugar óptimo para el trazado urbano del tren turístico en Comodoro Rivadavia

El trazo indica el antiguo recorrido de la línea del Ferrocarril que cubría Comodoro Rivadavia- Sarmiento.

La zona costera de la Patagonia central está enmarcada dentro de la extensión de la meseta central y se halla rodeada de cerros con vegetación sub arbustiva típica de clima de semiárido. Las lluvias anuales no superan los 100 mm. En tal contexto ecológico, el desarrollo de las poblaciones sólo fue posible a través de una red que interconectara, a principios del S XX, la cordillera, el valle y su salida al mar.

En el marco de la construcción del Estad argentino se estableció entonces una fuerte promoción político económica con orientación agro exportadora que motivó el mejor aprovechamiento de los productos originados en la Patagonia. Apoyado en el proyecto de Ramos Mejía y la Ley nº 5559 se hizo posible el trazado de ramales de ferrocarriles patagónicos.

De acuerdo con la Ley nº 5559 del 11 de septiembre de 1908, a partir de 1910 comenzaron los trabajos para realizar el tendido de rieles con el fin de unir el puerto de Comodoro Rivadavia con lago Buenos Aires, marcando un punto intermedio en Colonia Sarmiento, cumpliéndose el objetivo parcialmente hasta Colonia Sarmiento.

En 1912, a través de un decreto nacional, se fijó la Zona de Reserva Petrolífera quedando comprendida en ella las construcciones ferrocarrileras.

Recién el 1932 se dispuso una fracción de 41 hectáreas para la administración de Ferrocarriles.

En 1939, los vecinos formaron una Sociedad de Fomento y con el nombre de Presidente Roberto Ortiz solicitan la categoría de pueblo para su asentamiento, argumentando en los abusos por parte de la empresa Ferrocarrilera respecto de los valores de arrendamiento de tierras fiscales. Esta petición fue rechazada por la Dirección Gral. de YPF ya que la empresa estatal ya había invertido en construcciones para la administración y viviendas para sus trabajadores.

El ramal Comodoro Rivadavia – Sarmiento, cumplió entonces con un importante rol en la comunicación del puerto de Comodoro Rivadavia con la zona de producción agrícola ganadera de la Patagonia central, y aceleró el circuito económico potenciando las economías del interior de pueblos como Sarmiento, Juárez Celman, San Martín, Río Senguerr, entre otras. Se mejoró la movilidad en el flujo de mercaderías, el transporte de hacienda en pié, lana y la producción agrícola, posibilitando asimismo el crecimiento en infraestructura necesaria en los poblados que circundaba el ferrocarril.

A partir de la configuración de relaciones socioeconómicas que brindó el emprendimiento, se produjo una modificación estructural compleja del espacio geográfico que conllevó una nueva distribución de roles y relaciones sociales que se evidenciaron con la construcción de los talleres y los depósitos de ferrocarril patagónico en dicho área. A la vez se crearon nuevas fuentes laborales a partir de la conformación de cuadrillas constituidas por inmigrantes de diversos orígenes.

La presencia del ferrocarril definió un núcleo poblacional con características socioculturales propias que se dinamizó con llegada de pobladores de distintas partes del mundo. Asimismo, fue importante para el desarrollo urbano del lugar, la ley 7059 referida a la zona de Reserva Petrolífera de 1912.

La población tomó como lugar de asentamiento los alrededores de los talleres del ferrocarril conformando un núcleo suburbano denominado “Estación Talleres”, conocido actualmente como Barrio Presidente Ortiz. Allí se desarrolló una intensa vida social y un dinámica independiente.

El lugar concentraba la edificación industrial necesaria para el mantenimiento y funcionamiento de las locomotoras. De ahí que las denominaciones de las calles que lo configuran guarden relación con la historia ferroviaria del país.

El Muelle de ferrocarriles, enfermería de ferrocarril, club ferrocarril del estado, usina, almacén de ferrocarriles, la unión ferroviaria son testimonio de la época.

Más tarde, el boom petrolero, favorecido por el contexto político propuesto por Frondizi, permitió el crecimiento de la red ferroviaria y el uso del tren como medio de transporte general.

El ámbito de la zona de industria petrolera del golfo San Jorge, propició el traslado de la población de crudo y sus derivados en vagones cisterna desde Astra y Diadema tomando como punto de llegada el muelle de Km. 3

El ferrocarril se constituyó también como vehículo movilizador de pobladores urbanos y suburbanos generando una dinámica social particular que se manifestó en las estaciones de ferrocarril como importantes centros cívicos y de actos locales.

Así vemos que el rescate y la puesta en valor de la infraestructura heredada, apoyada en el caudal histórico esbozado hasta ahora, hace a los orígenes de la ciudad, y justifican la creación de un Museo de Sitio con especificidad en la temática ferroviaria.

En nuestro país el rescate y preservación del patrimonio ferroviario es una acción que se lleva a cabo con intensidad desde la década de los años 90. A ello se han dedicado estamentos no gubernamentales e instituciones museísticas, a través de la preservación de bienes, documentación de archivos, digitalización de material fotográfico, rescate de vivencias de ex trabajadores ferrocarrileros y encuentros, donde se debate el lugar que hoy ocupan los ferrocarriles, vinculados al turismo y a la dinámica sociocultural.

Desde la Secretaría de Cultura, Ciencias y Turismos de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, se ha definido un política cultural respecto a la preservación de la historia ferroviaria a través de las actividades del Museo Ferroportuario, la cual ofrece el apoyo institucional necesario para el posterior crecimiento y desarrollo de un Museo de Sitio con características especificas a la actividad ferrocarrilera. Su misión consiste en conservar, preservar y promover la historia del FFCC de Comodoro Rivadavia mediante el rescate, investigación, exposición y difusión para contribuir a la investigación del modo de explotación económica basada en los ferrocarriles, que tuvo su máximo desarrollo en la Patagonia en la primera mitad del siglo XX, intercambiar información con instituciones vinculadas a la temática, conformar una colección de objetos del FFCC y posibilitar el acceso a dicha coleccione a visitantes locales y foráneos a través de un proyecto turístico educativo, extender el conocimiento y la comprensión de las colecciones, refuncionalizar parte de la antigua estructura Industrial resaltando su valor histórico y capital cultural, motivar la participación activa de los ex-trabajadores ferroviarios generando un espacio específico de participación con la comunidad.

El lugar donde está proyectado desarrollar la exposición central, como así también las actividades programadas por la actividad del museo es un gran taller con antiguas maquinarias, fragua y sistemas de andamio para manipular elementos pesados.

Este elemento industrial, se nos presenta como una edificación de formas simples, con un techo a dos aguas, conformado por chapas de zinc de cubierta incompleta debido al transcurso del tiempo. La estructura de soporte interno es de pinotea original de época, y las paredes son del mismo material que el techo. Acompañan al conjunto edilicio doce ventanas de vidrios repartidos en sus dos laterales y en el contrafrente, los portones de la entrada principal han sido reemplazados por puertas de chapa modernas. En el interior posee un sistema de iluminación antigua propia de talleres, y alojados en el espacio interno se encuentran en existencia grandes tornos y aparatos utilizados para la reparación de maquinarias.

El inmueble se encuentra ocupado por el sector de bienes patrimoniales, perteneciente a la Municipalidad de Comodoro Rivadavia desde hace dieciocho años. Se utiliza como depósito de materiales de construcción, tales como, chapas, tirantes, ladrillos, varillas de acero y caños, en el espacio interno como en el predio exterior en el que se ubica. No cuenta con reformas que alteren su condición original, y podría decirse que su estado de conservación es regular.

El galpón está circundado por un gran terreno que antiguamente funcionaba como playa de maniobras, el cual resulta propicio para actividades al aire libre y exposición de vagones y máquinas.

Todo el barrio de Km 5 posee una urbanística y arquitectura definida característica de distintas etapas y contextos de construcción edilicia.

Respecto de la dispersión de los distintos sectores puede decirse que siguen la antigua traza del ferrocarril. Hacia el norte se sitúan construcciones que pertenecían a la Empresa YPF conformando un conglomerado urbanístico conocido como B° Azcuénaga. Hacia el mar, el B° Ferroviario aún conserva muchas de sus construcciones originales.

Después de 1955, todos estos pequeños barrios son absorbidos por el núcleo urbano que ahora conocemos como B° Presidente Ortiz.

Un gran porcentaje de ex trabajadores ferroviarios aún reside en el barrio, y junto con familiares de ferroviarios han conformado pequeños grupos con propuestas de rescate histórico del patrimonio del ferrocarril. Desde el Museo Ferroportuario, dependiente de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, se han apoyado estos emprendimientos, y estos grupos de rescate, sumados al apoyo técnico del personal del Museo y la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, conforman el recurso humano necesario para la inicialización del proyecto turístico – académico.

Por su parte, y en cuanto al rescate edilicio, existe un importante número de edificios vinculados con la época de explotación ferrocarrilera. Entre ellos la ex estación, la usina, el trazado urbanístico, Galpones – taller, Club Ferrocarriles del Estado, los cuales configuran una posibilidad de recorrido, a la vez que prefiguran el aspecto académico turístico de Museo de Sitio.

El contexto es óptimo para proyectos de rescate cultural debido a la gran cantidad de objetos, fotografías y documentación que conservan los ex trabajadores ferroviarios.

Desde la Secretaría de Cultura, Ciencias Turismo de Comodoro Rivadavia se está investigando la posibilidad de la recuperar material de archivo Ferroviario que fuera trasladado a la ciudad de Buenos Aires, entre los que se encuentran legajos, datos técnicos y registro de movimientos. Tal Fondo documental configura un sustento teórico imprescindible para el desarrollo de la actividad propia del futuro museo y la reproducción de las actividades de investigación histórica.

A mayor abundamiento, existen antecedentes de puesta en valor y uso del patrimonio con fines turísticos educativos. Entre ellos en Rosario (Sta Fe) Museo en la ex estación, en Victoria (Entre Ríos) Rescate de edificios – Museo Estación Central de Córdoba, el Museo ferroviario de Arequito, el Museo Ferroviario de Funes, el Museo Ferroviario Regional de Santa Fe, el Museo Histórico Municipal de Cañada de Gómez, el Museo Ferroviario de El Maitén, el Museo ferroviario de Puerto Deseado, el Museo Ferroviario de Puerto Madryn y el Museo Ferroportuario de Comodoro Rivadavia.

Rescatar la puesta en valor elementos que hacen a los orígenes de la ciudad, merece su reconocimiento, solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de resolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: