Yo viajé en el tren para todos … y se viajaba como el culo

Por María Esperanza, el 9 de Octubre de 2008.

La idea de escribir este post se cristalizó leyendo este post de Escriba, aunque ando dando vueltas a este tema hace un rato. Quería compartir mis recuerdos de mis viajes en el tren de larga distancia ese tren del pueblo que nostalgia despierta en estos momentos.

Yo viví desde los tres a los 18 años en Neuquén capital. Mis viejos se mudaron a trabajar en el flamante plan de salud en 1976: mi viejo fue durante como quince años el único neuricirujano del hospital regional. (Espero que se den cuenta de que hablo de tiempos heroicos, cuando sacábamos culebras y cardos rusos del garage de casa, vivíamos sin asfalto aunque estábamos a sólo cinco cuadras de la gobernación, y nos sentíamos apenas un poco menos pioneros que los de la madre de nuestra vecina y amiga Olga, que llegó al sur en carreta y con un compañero de viaje muerto de sed.) En la década del setenta, las opciones de viaje eran el auto o el tren, porque micros de larga distancia directos no había y el avión era para millonarios y salía sólo dos o tres veces por semana.

O sea, para nosotros el tren no era algo que tomábamos una vez en la vida para hacer el gran viaje latinoamericano de mochileros (aunque lo hemos hecho, tambíen) sino, en ese momento, el principal medio de transporte para todos los viajes, de placer o laburo.

Nosotros nos mudamos a Neuquén en tren, y luego viajamos un montón de veces, en pullman y (una vez) en camarote. La última vez que viajé fue en 1988, en ese verano memorable del último alfonsinismo, el de los cortes de luz programados y el olor a hiper. Yo tenía 15 años y fue una experiencia inolvidable.

Y sí, se viajaba como el orto. Es triste decirlo, pero es así.

Algunas cosas estaban bien: ir con mi abuelo Lelo al salón comedor a tomar una Cindor, subirnos a las redes de equipajes con mi hermano Diego y jugar a Galáctica y la Guerra de las Estrellas esa vez que viajamos en camarote.

Pero en general se viajaba como el culo. Para empezar, el viaje tardaba entre 24 y 30 horas, cuando se hace en 12 horas de auto y 14 de micro. Había paradas en cada pueblo, que, sí, eran lindas porque la gente te vendía manzanas, turrones y el diario, pero eran paradas de media hora cada dos horas, más o menos. Además, el tren paraba y tanto podía estar detenido media hora como tres, sin ninguna explicación ni excusa.

No había aire acondicionado. La calefacción era escasa. Los asientos eran de madera, o lo parecían. La gente hacía campamento, gritaba y escuchaba música. Los baños, como pueden imaginarse, a las tres o cuatro horas ya no eran humanos. Mi hermano Fer que tenía 10 años se descompuso en un viaje, y fue una tortura tratar de encontrar un baño más o menos usable. Y todo eso sin saber si faltaban 20 horas para llegar a destino, o 25, o 30.

Además, no era barato. Seguro, era más barato que el avión, pero viajar en camarote era muy caro, nosotros, en general, siendo familia de médico y todo, no podíamos y nos íbamos al pullman o turista.

Por eso, porque se viajaba como el culo, la gente se pasó masivamente al micro en cuanto pudo. La primera línea directa entre Neuquén y Buenos Aires se llamó “Pehuenche”, y apenas apareció copó el mercado, con el simple argumento de que no paraba en ningún lado, y llegaba a Buenos Aires en 14 horas, ni una más, ni una menos. Ni hablar cuando apareció Vía Bariloche, con sus coches camas y viandas de comida caliente. (Es cierto, ahí ya no había tren, pero yo viví los dos sistemas y, créanme, ustedes también preferirían el micro.)

Antes que me tiren con tomates y zapallitos al grito de “andáte con Jaime, vos, pagada por el gobierno”, me gustaría aclarar dos cosas. La primera es que me doy cuenta de que yo ya agarré al tren en decadencia, pasadas las décadas de gloria. La segunda es que cada vez que veo la estación de tren de Neuquén, que fue lo primero que ví de la que todavía hoy considero mi ciudad, y hoy es un museo, se me estruja el corazón de pena. La tercera es que considero imperativo construir un sistema ferroviario.

Pero digo “construir” y no “reconstruir”.

Por un lado, porque el sistema ferroviario que supimos conocer era un sistema que sólo servía, y serviría aún hoy, para actividades extractivas de recursos naturales. Era un sistema pensado para sacar minerales, o fruta, o ganado, al puerto, no para desarrollar las regiones o para transportar pasajeros. Para estas actividades sí es racional, aún hoy: de hecho, el tren sigue pasando por Neuquén, porque transporta la cal de la calera de Amalita Fortabat de Zapala a Buenos Aires. Pero aún si hablamos del tren de cargas, habría que reconsiderar el esquema extractivo y centralizado en Buenos Aires, un esquema pensado por los ingleses para la argentina roquista.

Por el otro, porque si hablamos del interior, y el transporte de pasajeros, lo que se necesitan son más aviones, no trenes. La gran diferencia de articulación territorial la haría el poder viajar por un precio módico a cualquier lugar (esto significaría también cambiar el esquema radial de las aerolíneas, que obligan a pasar por Buenos Aires para ir a La Pampa a Mendoza) en dos horas. Pasar de tardar 14 en micro a tardar 14 en tren no cambia nada; ni hablemos pasar de 14 a 30.

El tren es el medio ideal para viajes de proximidad y distancias medias: por ejemplo, y para dar un ejemplo que conozco, habría que unir con un tren el Alto Valle del Río Negro desde Regina hasta Zapala, o sea, hacer un tren de proximidad para distancias de una, dos o tres horas que la gente hoy hace en auto, lo cual es una locura; también sería bueno un tren bueno y rápido de Buenos Aires a La Plata, y a Mar del Plata. Y ni hablar que hay que mejorar y expandir los trenes que unen CABA y el conurbano, que son las venas por donde circula gran parte de la creación de valor de la región metropolitana. Y un tren rápido a Rosario (no digo el Tren Bala, que tiene mala prensa) también descomprimiría lo que es hoy una autopista colapsada en el principal corredor económico del país.

Pero todo esto sería otro tren, no es el tren del pueblo. Porque en ese yo viajé, y te digo, se viajaba para el culo.

María Esperanza: María Esperanza Casullo es profesora universitaria de teoría política. Está terminando su tesis de doctorado sobre populismo y democracia deliberativa, según el principio de “no hay plazos sino objetivos.”

<!– –>

31 Comentarios a “Yo viajé en el tren para todos … y se viajaba como el culo”

31 Comentarios a “Yo viajé en el tren para todos … y se viajaba como el culo”

  1. <!–

    –>

    <!–

    –>Vayamos por partes , lo que decis de los trenes todos los vivimos , pero luego de ver la proxima estacion de Solanas no coincido con la nota de Natanson critica con la pelicula , y me encanto el post de Escriba porque crei que nadie podia decir nunca en este pais que esta conforme con un servicio de transporte , porque por naturaleza somos quejosos sin mirarnos el ombligo , por ejemplo nhablemos del Sarmiento y TBA , soy usuario usual de ese serviocio y veo que han mejorado bastante en los ultimos tiempos , es mas tenia yo la duda de qie habia mejorado el sarmiento o empeorado el mitre porque mientras antes la diferencia entre ambos era muy notoria ahora eran cada vez mas parejos , me refiero a los trenes con aire .
    En la pelicula de Solanas dice que las empresas cobran U$S 1,30 por cada boleto es decir mas de $4 y negocio asegirado para los concesionarios pagado por todos los argentinos que aportamos nuestros impuestos , un latrocinio cometido no hay dudas , ahora bien como justificamos tener buenos servicios cuando ves que tius propipos compatriotas no dejan bajarte del tren en once y suben por las ventanas como si fuesen animales o si destruyen nuestra propiedad como si nadie la hubiese pagado?

    <!–

    –>

  2. <!–

    –>

    <!–

    –>María, en líneas generales estoy de acuerdo. Sin embargo querría destacar dos cosas. Primero, hay que poner paños fríos. No era un sistema perfecto ni mucho menos, pero en varios aspectos (por no jugarme a decir todos) funcionaba mejor que ahora.

    Por el mismo “módico precio” en déficit/subsidios cubría una red cuatro veces más grande brindando una opción de transporte barato que, la evidencia está a la vista, redujo un montón la movilidad de unos cuantos pueblos del interior cuando no los hizo desaparecer. Y eso que hay micros, coches cama y mucho asfalto. Además, podés preguntarle a cualquier ferroviario o verlo en los mismos horarios del servicio, los trenes de larga distancia tardaban mucho menos que sus (pocos) equivalentes actuales. Tucumán se hacía en 14 horas con el Expreso contra 25 del actual, por ejemplo. A Rosario los trenes tardaban menos de cuatro horas contra las siete actuales, y ni hablar de que había 25 veces más oferta (25 en serio). Tiene que ver con el estado de las vías, la señalización, el material y otras cosas por las que nadie se preocupó más.

    En segundo lugar, que creo que el pinosolanismo ferroviario es un activo muy valioso. Supongamos que tiene su componente extemporáneo, por no decir retrógrado. Que idealiza un sistema que, aunque ofrecía más prestaciones que el actual, distaba de ser ideal. Que también tenía su déficit galopante y era una preocupación constante de los gobiernos (aunque estaba YPF para cubrir costos y después ser falsamente “la única petrolera que da pérdidas”).

    Con todo, puso en debate a nivel social la situación ferroviaria quizás más que nunca. Que los medios lo tomen con intencionalidad política y hagan “análisis” más que superficiales, que Pino mismo busque pegarle al gobierno más que ofrecer un panorama sincero, todo eso podemos darlo por descontado. Pero lo que teníamos hace 10 años era que los ferrocarriles eran deficitarios, un lastre, una cosa del pasado, innecesarios en la Argentina del Primer Mundo. Hoy ni La Nación sostiene cosa parecida. Y es un avance para construir cualquier sistema ferroviario, sea una remake de lo que hubo o algo nuevo.

    <!–

    –>

  3. <!–

    –>

    <!–

    –>Creo que entre lo que dice MEC y lo que dice Ana, se arma la cosa.

    (A la sazón, lo más interesante de este sitio es que en general, sobre todos los temas planteados, se termina por armar un panorama bastante más iluminador que el post solito o bien algún comentario que se pretende “iluminador”.)

    <!–

    –>

  4. <!–

    –>Coincido, siempre se viajó muy mal. Hablo de mi memoria, desde el año 55, que viajé por primera vez en tren. La gente iba colgada, los asientos de cuero estaban casi todos cortados con navaja. En un viaje largo a la mitad del viaje se llenaba el inodoro y la gente orinaba en el suelo y la orina entraba al vagón. Los asientos no eran reclinables. En el coche comedor ten atendían los mozos como si fueras un intruso. El cafè con leche era jugo de paraguas, los sàndwiches secos daban asco. Una vez el tren se nos quedó detenido 6 horas en el medio del campo, no me acuerdo por qué era. El calor mataba.
    Una vez hicieron un viaje a Mar del Plata y le hacían propaganda por televisión con la leyenda “en cuatro horas y un ratito”. Habían comprado vagones de lujo con asientos reclinables, mucho espacio y tapizados con terciopelo. Medio vagón lo ocupaban los asientos y el otro medio era un livung con sillones curvos donde entraban quince personas. En elmedio del living había una mesita ratona. Yo saqué pasaje, costaba carísimo, pero me quise dar el gusto. Me sentaron en el living. Vendieron todos los lugares, los de los asientos y los del living. Así que viajé como una estúpida, pegada al de al lado, sin reclinación, haciendo una ronda ridìcula y viendo a los tipos de los asientos que habían pagado igual que yo, quejarse porque les habían vendido que podían usar el living y estaba ocupado. Los trenes lo único que tienen de bueno es que son románticos cuando andan atrevesando el campo, y uno puede caminar por los pasillos y ponerse a mirar el paisaje desde la puerta del vagón, y caminar por los vagones. Y el más romántico es el que va de Esquel a Ingeniero Iacobacci, la trochita, que es del año de la campaña al Desierto, y uno puede caminar al lado de ese tren y el tren no le saca ventaja. YO QUERÍA EL TREN BALA

    <!–

    –>

  5. <!–

    –>

    <!–

    –>Todo bien. Se viajaba como el orto. Pero le daba laburo a muchísima gente y fortalecia las economías regionales. También me parece que con un medio de transporte alternativo las rutas estarían más descongestionadas y muy probablemente habría menos accidentes. Y Eva… a mi también me gustaría tener no un tren bala sino varios pero me parece que no estamos en época de lujos, ahora menos que nunca y me parece una prioridad vigorizar la economía interna para las épocas que vienen.

    <!–

    –>

  6. <!–

    –>En los años 77 y 78 viajé usndo el Amerailpass, que era un pase por los trenes de Anérica. Lo usé para viajar a Chile y un poquito en Brasil. Pero mucho en la Argentina.
    Los trenes con “nombre” (Gran capitan, Rayo de sol, etc) eran muy buenos, por lo menos en pullman. Aire acondidonado (cuando pocos micros lo tenían), vagón comedor, vagón cine. Llegaban mas o menos a horario, no muy rápido (A Mendoza me acuerdo que tardaba 16 horas).
    Los trenes se reventaron en los 80. Fue a fines de los 80 que mi abuela, que tomamba el tren a Córdoba religiosamente 4 veces por año para visitar a mi tía, empezó a viajar en Micro.

    <!–

    –>

  7. <!–

    –>

    <!–

    –>Estaba a punto de escribir un post así, de hecho, ya había pensado el título “Para Pino Solanas los menemistas salieron de un repollo”

    Admito que temía que me acusaran de Gorila por eso.

    Estoy de acuerdo con que hay que construir y no reconstruir.

    Algo que no me gustó para nada de la película de Pino es que celebrara que los trabajados ferroviarios lograran que las empresas favorecieran a los hijos de los trabajadores a la hora de contratar gente para nuevos puestos.

    Es en gran parte gracias a los “acomodados” que gran parte del pueblo Argentino vio con satistacción y hasta con sorna la desmantelación del estado.

    Que TBA publique en los Clasificados de Clarín!

    Los amigos del estado sobredimensionado e ineficiente son los mejores aliados de los privatizadores.

    <!–

    –>

  8. <!–

    –>

    <!–

    –>MEC
    Yo tambien viaje, en el de nequeun, el de Mza, el de la mesopotamia, etc
    y tb viajo en el urbano Saint Maarten
    Ahora bien, los procesos son graduales, no podes, no se puede, no tiene sentido, pasar de la nada al tren bala, lo logico es usar la inversion existente de vias, terraplenes, etc etc arreglarlos y hacer funcionar lo que esta, migrar la gente de nuevo al tren para distancias de digamos hasta 700/1000 km y luego de ahi en mas, avion subsidiado (ejemplo TDFuego)
    y los urbanos, arreglarlos, hacer las cosas bien, etc.
    Pero, lo que mas, digamos, me conmueve, es que no hay que inventar nada ni tener soluciones magicas (a la Rollo) solo un poco de paciencia y bastante plata, si a la gente le decis, mira, este año hago 10 km del sarmiento, lo cumplis y asi siguiendo, se la banca, lo que no se banca es anuncios faraonicos que luego no se concretan
    En la UBA habia una escuela ferroviaria, que creo sigue estando, y, deja a los que saben de economia de transporte laburar tranquilos, vas a ver que te lo arreglan, lo que no pueden arreglar son ideas fantasticas (combis al centro, trenes bala) que fijate, provienen de expresiones opuestas totalmente en lo politico, se ve que, como en la politica, los extremos se tocan no?
    casi casi por lo fundamentalista, pero eso, se lo dejo a los sociologos

    <!–

    –>

  9. <!–

    –>Comparto con María Esperanza y es cierto que los post se enriquecen siemrpe con los aportes (por eso no somos un diario)
    Me parece que se puede diferencia etapas para ver los distintos problemas. Uno el diseño de las rutas con la centralidad de Buenos Aires y la escasa comunicación intra del interior; dos la falta de inversión a aprtir de los ‘50 (antes porque Perón los compra a los ingleses cuando estos ya no le ponían plata) y tres el desmantelamietno a partir de Frondizi, con escasa inversión posterior (algunas electrificaciones). En el sur del conourbano el Roca disel siempre tuvo un serivicio entre regular y malo. En los ‘70 mi viejo ya no lo tomaba para ir a laburar porque nunca llegaba a horario y ni que hablr en los ‘80. Por eso como dice muy bien Maria Esperanza (me pagó para que hable así) se trata de construir y no de reconstruir un sistema ferroviario, de dos o tres medidas y listo todo funciona bárbaro, como los dejó el general.
    Salutti

    <!–

    –>

  10. <!–

    –>Grande el cienasta!!!
    Logra que todos discutamos sobre sus documentales y le hagamos campaña gratis.
    Una forma muy creativa de hacer política.

    <!–

    –>

  11. <!–

    –>A ver. El argumento de que hay que reconstruir los trenes para “activar los pueblos” me parece un poco pobre. Lo que hay que debatir es qué tipo de “activación puebleril” es la mejor, no tirar la guita en algo que no sabemos si va a funcionar. Para eso, mejor crear subsidios directos que vayan a cada pueblo, hacerlo mediante el tren me parece medio indirecto y potencialmente ineficaz.
    Por otra parte, el tren libera rutas si funciona bien, si no la gente agarra el auto o el micro igual.
    Y además, el tema del trazado de la red es mortal. ¿Por qué no invertir en tramos ferroviarios más cortos, que conecten ciudades medianas? Neuquén con Mendoza y Bariloche. Córdoba con La Pampa y Rosario. Así se fomentaría el intercambio de mercancías y tecnología entre regiones, y no sólo desde y hacia el puerto.

    <!–

    –>

  12. <!–

    –>

    <!–

    –>MEC: Muy claro, en el tren siempre se viajo mal, antes era por falta de tecnología, después porque si nomas.
    Yo viaje en 1948 de Bs. As. a Andalgala, Catamarca, no se que cantidad de horas, pero nunca trague tanta tierra como en ese viaje, el tren llegaba a horario y toda la chachara sobre la eficiencia.
    Los que pretenden reconstruir el ferrocarril pasan por alto el proceso interno de destrucción que sufrieron, o sea, como la misma corporación de ferroviarios que hoy proponen la reconstrucción, no lo consideraba un servicio social sino un activo de su propiedad.
    Un boton de muestra: El único parámetro que se debía tomar en cuenta para los ferroviarios era la antigüedad, llegaron a inventar un termino, personal “extra ferroviario” saludos

    <!–

    –>

  13. <!–

    –>

    <!–

    –>Ta bueno che! Me gustó eso último. La construcción del ferrocarril sería por etapas así que es cuestión de empezar a laburar para generar más proyectos. Es fundamental para la reactivación económica interna. Pero en serio, muy bueno eso del intercambio entre regiones.
    Por otro lado, y lo digo en serio, cada que vez que voy a Buenos Aires en micro voy con las bolas de gargantilla. cualquier medida que descongestione las rutas me parece que estaría buena.
    Ahora el tema sería convencerlo a Moyano de que nos apoye. jejeje

    <!–

    –>

  14. <!–

    –>

    <!–

    –>Viaje bastante en tren entre el 64 y el 66 (Bariloche, Norte, Mendoza), los trenes tenían nombre y eran realmente buenos.Utilicé camarote (eran muy buenos ) y pullman. Hace tres años viaje por Europa con el abono turístico, los trenes de alta velocidad son fantásticos, pero, en Italia (Florencia Siena, Florencia Pizza)y en Francia (la costa azul), usamos trenes comunes que en casi nada diferenciaban de los nuestros actuales , incluyendo paradas en el medio de la nada (eso si con paisajes europeos) por descomposturas de máquinas y otras yerbas. O sea en todas partes se cuesen habas y los trenes caros son para personas con guita o turistas ,los laburantes tienen siempre problemas

    <!–

    –>

  15. <!–

    –>Las vías estan donde tienen que estar, en el sentido del tráfico.
    Los ingleses hicieron los FC para ganar plata, y el negocio era que viajaran mercaderías hacia y desde los puertos, no que viajaran cabras de Neuquén a Santiago del estero.
    Los ramales que se salían un poco de esta lógica son los primeros que se dejaron de usar,
    Con la cosecha actual, si el 70% viajara en tren y pagara 10 U$S por tn tendrían los FC un ingreso de U$S 650 millones por año. Agreguenmos otras cargas de poco valor como minerales(el tren no es para llevar mercadería delicada) y ya tendríamos una facturación cercana a U$S 800 millones. Incluso el 80% de la carga no llegaría nunca a BsAs sino iría a Rosario y Bahía Blanca(y por que no S. Antonio Oeste) .El unico que perdería sería el gremio de Moyano.
    No nos engañemos, sin esto es imposible mantener un sistema de pasajeros, hagan un poco de cuentas del tráfico de micros.
    El otro tema el el FC metropolitano que no tiene nada que ver con lo otr0, es un tema parecido a los subtes, con necesidad de un subsidio estatal.

    <!–

    –>

  16. <!–

    –>Para los trenes del GBA, digo yo, que explotan de gente, no se podría hacerlos de dos pisos? Para solucionarlo, yo pensaba como un nabo que era cuestión de agregarle vagones al mismo tren, así todos entraban. Hasta que alguien me despabiló con el hecho de que el tren no podía ser más largo que la estación de tren, sinó, alguien no podía subir o alguien no podía bajar.

    Ah, coño con el sistema métrico decimal! Y digo yo, para decir una estupidez más grande que la anterior: no se podrá hacer un tren el doble de largo que los actuales, y que los trenes frenen 2 veces x cada estación? En la 1a. frenada, baja la mitad de la gente que va adelante; en la 2a., los demás. Ojo al piojo, que patenté la idea…! Cris, a vos no te cobro nada.

    <!–

    –>

  17. <!–

    –>Mariano T: el transporte de cargas es otra cosa, y como ves lo dije en el post. Aclaré que, por ejemplo, el tren de la calera de Zapala sigue funcionando.
    Pero de cualquier manera, el tren de cargas no “levanta” un pueblo, sobre todo porque no para, y menos todavía si va con destino único al puerto.
    Por otra parte, con la imagen de “cabras de SAntiago a Mendoza” demostrás un pésimo conocimiento de las economías regionales, más allá del complejo sojero. Por un lado, por ejemplo, el turismo está entre las primeras actividades económicas del país y más en la Patagonia, y el turismo implica mover gente de un lado para el otro. Y entre Mendoza, Neuquén y Río Negro se mueven turistas, vino, tecnología vitivinícola, materiales y tecnología de la industria petrolera, y muchas otras cosas más. No es sólo meter cosas en un tren y sacarlas para el puerto.

    <!–

    –>

  18. <!–

    –>El turismo tiene el mismo recorrido que las mercancías, de los centros poblados (que coinciden con el los puertos) al interior.
    Sin la mercancía que fluye no se pueden amortizar las vías. Hoy esa mercadería abandonó al tren, porque los concesionarios (salvo el ferroexpreso pampeano) no se interesaron.
    En cuanto a mendoza-Neuquen, hace años que estoy esperando que asfalten la 40, voy a la patagonia todos los años de camping y me falta el norte neuquino, enganchado por un regreso por Cuyo.

    <!–

    –>

  19. <!–

    –>Mariano T, si te falta el norte neuquino, no sabés lo que te perdés. Para mí es lo más lindo de la provincia, y casi virgen, todavía.
    La ruta 40 del lado neuquino está espléndida, el problema es Mendoza.
    Con respecto al turismo, no sé, creo que mucha gente se tomaría un tren de Mendoza a Bariloche (ponele), con paradas en Copahue y en San Martín de los Andes, o de Mendoza a Satiago de Chile. Mucha gente, como vos, hace circuitos más cortos, así como se hace el circuito Siete Lagos en auto, o los volcanes más al norte.
    Pero 24 horas en tren nadie tiene ganas de hacer, para eso se necesita avión.

    <!–

    –>

  20. <!–

    –>

    <!–

    –>MEC, vos viste la película de Pino?

    <!–

    –>

  21. <!–

    –>

    <!–

    –>Linda narración de un pasado y un servicio que no conocí.

    No entiendo sobre trenes ni conozco las necesidades de transporte del interior, pero sí es claro que en cuestiones de infraestructura el país está anclado en un pasado del que nunca más volvió.

    <!–

    –>

  22. <!–

    –>Pablop, no, no la ví. no por un problema ideológico, aclaro. Tengo un nene de poco más de un año y hace, adivinen, poco más de un año que no piso una sala cinematográfica. Igual, este post no intenta ser una respuesta puntual a la película. Zaiat, Escriba y otros han estado escribiendo sobre los trenes y me dio ganas de participar.

    <!–

    –>

  23. <!–

    –>MEC: Sabés la cantidad de turistas que hacen falta para amortizar una vía? Y lo de arriba(el tren y sus vagones, el sueldo todo el año de maquinista y demás, etc).
    Con la vía gratis no se si un servicio llegaría al equilibrio.
    El tren es algo masivo, para grandes volúmenes de merca y de gente, para un tráfico más discreto estan los otros medios.
    Y ya me sacaré la asignatura pendiente, llevo 15 años consecutivos (salvo el año que tuve un accidente) de camping en la Patagonia. Hasta fui el año del hantavirus(que fue el mejor)

    <!–

    –>

  24. <!–

    –>

    <!–

    –>MEC: la película de Pino no solo habla de los trenes como mero medio de transporte, la gracia de la película es la inmensa actividad subsidiaria que generaba en épocas nac&pop.
    Hoy, esos trenes que se quemaron, tan lindos y con aire acondicionado salieron 1 millón de dolares cada uno y sirvió para pagarle el sueldo a los obreros portugueses y para las utilidades de sus empresas.
    Es una lastima que no hayas podido verla, si ves esos talleres que un día cerraron y que estan intactos (con polvo, eso sí) te da una dimensión de los puestos de trabajo que genera.
    La gracia no es el maquinista, son todos los tipos que mantenian las vias, hacian vagones, diseñaban locomotoras, reparaban, hacián repuestos, etc..
    Petroquimica, siderurgia, metal-mecánica, ingeniería, arquitectura, electrócica, etc… Todo esto se pierde comprando vagones restaurados de otras latitudes.
    A los precios y la proyección del petroleo, la solución aerea se cae por su propio peso, cuánto va a costar un pasaje de avión en 10 años?

    Un saludo.

    <!–

    –>

  25. <!–

    –>

    <!–

    –>la verdad, divierte, mas en gente que presume de conocer
    repetir, el trafico Mza neuquen va por Sta isabel, no por la 40, no hay nada ahi, otra vez, repetir, el trafico mza nqn va por sta isabel, las zonas petroleras estan en esa ruta, salvo rincon
    y esa ruta si es transitable (143) que es mas, va a Victoricarepito, hay que reconstruir, y en ese sentido aluna vez discuti con Mariano de por que en vez de quejarse por muchos temas no lo hacia por el tren, ni un reclamo vi, y eso les bajaria los costos mas que las retenciones.
    construir vias trasnversales es fomento, y, en este momento, no estamos para eso coincido en que lo suburbano es otro tema

    la 40 va a malargue y de ahi no hay nada mas al sur salvo poco turismo, lo mismo que el cruce del rio en buta
    ahora, coincido con Mariano, el trazado es funcion del negocio, lo que nadie dice aca, es que las tarifas en epoca de los ingleses eran diferenciales, barato de afuera a baires, caro al reves.

  26. <!–

    –>

  27. <!–

    –>Ayj: nadie dijo que el tráfico a Mendoza vaya por la 40, sólo que Mariano T quería “conocer” el norte neuquino por la 40 haciendo turismo. Obviamente, además, no va a haber tráfico si falta pavimentarla por tramos.

    <!–

    –>

  28. <!–

    –>

    <!–

    –>pero, yu es grande, no hay nada en elmedio, con lo cual pavimentarla es de fomento, maxime que hay transversales, y, tampoc iria mucha gente, la carga va donde hay gente

    <!–

    –>

  29. <!–

    –>María Esperanza, usted conoció igualmente la línea históricamente más descuidada que fue la del Sur, además que, como bien decís, siempre se destino a extractivas.

    Tengo testimonios familiares de la misma época y un poco antes también (1980 al 1986 ponele) que te hablan de un buen estado de los servicios a la Mesopotamia y a Córdoba. Al margen. una red ferroviaria de carga y pasajeros es imprescindible.

    Como soñar no cuesta nada, y como sigo maravillado con la (valga la redundancia) maravillosa red ESTATAL de ferrocarriles y trasnporte integrado de España (tren, subte, colectivo, funicular, bicicleta, larga y corta distancia) yo quiero algo así en nuestra Patria.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Red_actual_de_ferrocarriles_de_Espa%C3%B1a.svg

    <!–

    –>

  30. <!–

    –>Alguién por arriba nombraba que los labruantes viajan mal en todos lados en una lógica menemista sin saberlo. Le aclaro que en España y Portugal (lo que conozco de tren además de Argentina) los laburantes viajan todos sentados en los excelentes trenes urbanos y suburbanos
  31. –>Siento que tengas un sentido tan negativo del servicio de trenes, como ves yo soy español y aquí andamos modernizado el servicio, pero ya recoremos 500kilometros sin llegar a las tres horas, y creo que ese preciosopais, si lo planteais con fuerza, podeis hacer lo mismo, dado que lo que osfaltan son infraestucturas, defondo para poder aclarar esa enorme riqueza que la naturaleza y vuestro trabajo es capaz de generar.
    Quizá lo que observo es que con un mismo tren hacía varios servicios superpuestos, regional cercanias y largo recorrido; el sevicio deberia ser cubierto con distintos tipos de material rodante de forma que el de largo recorrido, sea directo con una media de 160kilometros hora minimo,con lo que el uso aumentería de forma espectacular, y los beneficios de todo tipo tambien así que animo, que en esta vieja Europa os estamos aplaudiendo cundo salis del asunto, campo y tradición para ver como sois como industriales y activos en economia moderna.
    Un saludoa todos

    <!–

    –>

  32. Ricardo Inda

    –>María Esperanza
    Un par de aclaraciones, ya que si se construye un argumento por lo menos los fundamentos han de ser veraces.
    El transporte de colectivos desde neuquén a Buenos Aires tenía servicio desde la decada del 60 con Chevallier, La Estrella y El Valle, Pehuenche es muy “nuevita” en la historia.
    Los asientos no eran de madera ni en segunda, éstos eran palnos, en primera individuales y en camarote con funda para el bocho. Los baños si eran un asco, pero no por culpa de Ferrocarriles sino por los usuarios-
    Los horarios s.i eran horribles, de salida (nunca a horario) y llegada ( siempre a des-horario)
    Vamos un tren para todos. El bala no me molesta, solo quisiera que tengamos el revolver primero.
    Un abrazo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: