China revolucionará el transporte público con dos ingeniosos proyectos

Diario LOS ANDES, 5 ago 2010

Acaban de presentar un ómnibus que circulará sobre los autos y hace unos meses anunciaron un tren que no se detiene nunca. Tiempo y comodidad son los objetivos de estas ambiciosas ideas

jueves, 05 de agosto de 2010

Dicen que la necesidad es la madre de todos los inventos y los chinos demuestran que el dicho revela una gran verdad.

Para mejorar el sistema de transporte público en las grandes ciudades se han presentado dos proyectos revolucionarios. Pero no sólo es una solución a la excesiva aglomeración vehicular sino también un emprendimiento ecológico.

En ambos casos se trata de grandes transportes públicos que funcionan con energía eléctrica y sin generar contaminación.

Ómnibus arriba, autos por debajo

El anuncio más reciente consiste en un ómnibus que circularía sobre las calles y permitiría que los autos transiten por debajo.

La empresa Shenzhen Huashi Future Parking Equipment diseñó los “3D Express Coach”, unos ómnibus que funcionan en forma similar a un tren, y que se eleva dos metros sobre la calle para permitir a los automóviles pasar por debajo y evitar congestionamientos de tránsito.

Las unidades, que funcionarían con electricidad, utilizarían un carril superior móvil para el transporte de personas, que subirán y bajarán del vehículo mediante plataformas especiales instaladas.

Según la empresa, construir una unidad y acondicionar 40 kilómetros de carretera para su funcionamiento tiene un costo de 72,82 millones de dólares, es decir sólo un 10% de los que cuesta hacer este mismo trayecto para una línea de subterráneo.

El tren que no para

El otro proyecto en marcha fue prensentados hace unos meses atrás y su funciomaniento permite que los pasajeros ingresen y desciendan del transporte sin que éste se detenga en las estaciones. ¿Cómo? Los pasajeros que estén en la estación no tendrán que subir directamente al tren ya que este siempre estará en movimiento.

Así lo que hará será embarcarse en una plataforma que se conectará al techo del tren cuando pase por el paradero a una velocidad algo menor. Una vez que no haya pasajeros en la plataforma auxiliar, esta pasará a la parte trasera del tren donde ingresan los pasajeros que quieren bajarse la siguiente estación.

Luego la cabina será liberada cuando llegue a la estación y las personas tendrán el tiempo que deseen para poder salir porque el tren ya se habrá ido. Este vehículo fue diseñado por Chen Jianjun, quien lo proyectó basándose en un problema actual en China.

Tomó como objeto de estudio el viaje de 2.475 kilómetros que realiza un tren entre las ciudades de Beijing y Guangzhou. Este recorrido tiene 30 paradas y tomó como referencia un tiempo mínimo de detención de 5 minutos por parada considerando a los pasajeros más lentos. Así descubrió que al recorrido esas paradas le agregan 2 horas y media adicionales de viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: