Monte Comán cumple el domingo 120 años de vida

Diario SAN RAFAEL (14 ago 2010)

El ex pueblo ferroviario está de fiesta

Monte Comán cumple el domingo 120 años de vida

A pesar de todas las vicisitudes que esta comunidad ha vivido a lo largo de sus 120 años, especialmente a partir de la partida del ferrocarril que prácticamente provocó el desarraigo de centenares de familias, Monte Comán está resurgiendo de las cenizas. Desde aquel lejano 1890 cuando esta localidad plantó la primera estaca para vencer al famoso “Desierto de Comán”, inmortalizado en varios escritos, el distrito supo de horas de bonanzas, pero también de tristezas.

De aquellos días felices cuando Monte Comán era un pueblo ferroviario de la A la Z, por sus trochas y por la vieja estación pasaron miles de trenes cargando la riqueza sanrafaelina hacia el puerto, y de aquella congoja cuando todo lo que consiguió durante casi 80 años de rieles lo perdió en pocos días por el capricho y deslealtad del universo privatizador de los años 90.

Por eso, el domingo Monte Comán cumple 120 años de existencia y para ello ha organizado una serie de actos, que darán comienzo el sábado a las 14 en el predio del Gaucho y La Esperanza, donde tendrá lugar una jineteada, cuyo valor de entrada será un alimento no perecedero y cuya recaudación será destinada a la escuelita del paraje La Horqueta. Para el domingo se ha previsto a partir de las 9 el izamiento de la enseña nacional y el descubrimiento de una placa recordatoria en la Rotonda Oeste.

De adorno. Así quedaron las máquinas ferroviarias que alguna vez le dieron vida a Monte Comán y a varias ciudades del Sur provincial. Foto: Diario UNO

MAS INFO sobre MONTE COMAN:

https://ferroturtrasandino.wordpress.com/2009/12/07/monte-coman-ex-pueblo-ferroviario/

PUEBLO DE UNA CALLE SOLA
Hugo Fernández Panconi


Vereditas de tierra,

de tierra la sola calle

y al caer la tardecita

también es de tierra el aire.

El calor como el silencio

ondula allá en lo profundo

y la acequia va juntando

sombritas de acernegundo.

Chocos de cuatro colores

ni ladran de puro hastío

y la ropa en los alambres

funde cielo con baldío.

Donde muere la calle

asoman las vías muertas

llora el viento en las bisagras

de una loca y ciega puerta.

Nadie nunca parte,

no hay donde llegar

como el tiempo lo atraviesa

así hay que nomás pasar…


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: